Fabricante de tarjetas coleccionables

Grifoll imprime cartas a medida para todo tipo de colecciones y juegos de mesa. Con capacidad para entregar hasta 10 millones de cartas por semana, nuestro equipo gestiona la fabricación de forma interna controlando todo el proceso productivo.

Las tarjetas coleccionables son muy valoradas como regalo promocional. Crean un vínculo con los clientes y fomentan la recurrencia de compra, por lo que se usan ampliamente en los programas de fidelización de la gran distribución.

Acabados de las colecciones de cartas

Aparte de la impresión en diversos materiales y el troquelado a medida, Grifoll puede aplicar una serie de efectos especiales a las tarjetas que permita destacar algunos elementos de la colección. Estos efectos son: lenticular, metalizados, oro, plata, holográficos, transparentes, luminiscente, purpurina, barniz relieve, alto brillo, revelado calor y ultravioleta.

Nuestra maquinaria permite un mezclado a medida, pudiendo adaptarnos a las necesidades de aleatoriedad de la colección.

Durante el proceso de embolsado, podemos insertar de forma automática otros ítems junto a las tarjetas, como calcomanías, stickers, etc, añadiendo valor al producto acabado.

Por último, Grifoll puede fabricar la caja-display de la colección, entregando el producto listo para ser distribuido.

Ir arriba