¿Exportación o Importación?

Muchas son las variables que afectan los flujos comerciales internacionales. Algunas de ellas son coyunturales, como las zonas que entran en conflicto, y otras muestran tendencias que pueden medirse y estudiarse, de manera que permiten reaccionar frente a ellas de forma más o menos planificada, como la evolución de las divisas o el precio del combustible.

Durante 2012 y 2013 el precio de los combustibles fósiles sufrió una subida de más del 7%, frente a un incremento del IPC del 4,3%. La amenaza del Estrecho de Ormuz, por donde pasa una quinta parte del petróleo mundial, la fortaleza del dólar como divisa mundial y los nuevos impuestos a los carburantes propiciaron esta subida. Esto se traducía en mayores costes para importar, lo que fomentaba el consumo interno y la exportación por cercanía a otros países europeos. La tendencia bajista del euro frente al dólar de los dos últimos años también a hecho más competitivos los productos europeos en el mercado internacional, especialmente frente a los países que usan el dólar como referente de sus precios. Por otro lado, China comenzaba entonces a crecer en su demanda interna, lo que hizo que el foco de atención de muchos productores se centrase en el mercado chino, endureciendo las condiciones de sus clientes internacionales.

Desde hace varios meses se escucha en foros profesionales, círculos empresariales y medios de comunicación el insistente rumor de que ya no es tan rentable importar, mientras que las condiciones del mercado son cada vez más favorables a la exportación de nuestros productos. Y sin embargo, las exportaciones han crecido en España sólo un 1,8% en 2014, frente a un 8,4% de las importaciones. ¿De dónde vienen, por tanto, estos rumores?

Es habitual que el grueso de cualquier colectivo no sea consciente del contexto en el que se desenvuelve hasta que tiene acceso a informaciones de segunda mano (estadísticas, análisis, etc.), lo que convierte la foto de ayer en la noticia de hoy. Lo que ahora es un rumor insistente hace referencia a una situación que no se ajusta a la realidad actual que, como demuestran los últimos datos, está cambiando rápidamente.

A pesar de los crecientes conflictos geopolíticos de países productores, el precio del crudo está desmoronándose. Esto se debe en gran medida a que EEUU, el mayor consumidor mundial de petróleo, ha fomentado la producción interna hasta el punto de convertirse en autosuficiente. Se genera entonces un vacío en el mercado de las exportaciones de crudo. Muchos países productores se niegan a ajustar su producción para no perder cuota de mercado, lo que lleva a una sobreoferta que abarata el precio del combustible.

El parón que está sufriendo la economía europea y las dudas sobre el crecimiento de América Latina junto a las medidas de protección interna están también dificultando la exportación de mercancías a estos mercados, a pesar de la ventaja aduanera de la que España ha disfrutado históricamente en varios países sudamericanos.

Las expectativas de crecimiento de China no se están cumpliendo, y existe un temor cada vez mayor a que la economía sufra un parón en los próximos años. Esto afectaría al consumo interno y al crecimiento, haciendo que las políticas del gobierno fomentasen la exportación de nuevo.

¿Quiere esto decir que los rumores son falsos? No del todo. A pesar del menor crecimiento en 2014, la exportación es el vehículo a través del cual España está saliendo de la recesión económica. Cada vez más los empresarios comprenden la necesidad de crecer fuera, y pierden el miedo a explorar nuevos mercados y comenzar nuevas relaciones comerciales. El cambio euro/dólar continúa en una tendencia bajista que nos favorece, y los conflictos en Ucrania y Oriente Medio no nos afectan tan directamente como a otros países europeos. Nuestra ventaja radica en que, en un mercado global en el que la mayoría de los grandes agentes están en recesión o directamente mal, España es capaz de ofrecer precios cada vez más competitivos y relaciones comerciales de primer nivel.

¿Te ha parecido interesante?

Pregúntanos lo que quieras o subscríbete para recibir todas las actualizaciones (un mail al mes, el resto del tiempo estamos imprimiendo)

tendencias del comercio internacional

Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. Si sigue navegando estará aceptando el uso de cookies por parte de Grifoll.com